22 de enero de 2011

Jeremias Distillery

La destilería de Jeremias, nos transporta a un mundo de ocres y grises... amplios espacios sembrados de fragmentos cristalinos, reanimados por las luces del ocaso bailando al son del silencio... silencio vacío, hueco, sin vida... silencio truncado por el brutal aplastamiento de nuestras pisadas y el eco de nuestras voces. Ante nuestras miradas, una armadura de hierro y cemento soporta con pena y soledad pasarelas afectadas por el óxido, cual gangrena, devora ávidamente con mortal apetito. Rincones mágicos, aturden nuestros sentidos con aromas añejos, perdidos y ya olvidados... el aroma del último alambique del viejo Jeremias.
Galería de Jeremias Distillery

9 comentarios:

  1. Un poquito de industria para variar jeje.

    No hay foto que deje una desigual a otra, aunque tengo que decir que la del agujero que se ve la planta baja es increíble! y la última del engranaje también me ha gustado mucho.

    Un abrazo ;)

    ResponderEliminar
  2. Un lugar que es al igual que el otro que visitamos como mi segunda casa. Le has sabido sacar partido a más no poder, la segunda foto la de las escalinatas con el angular para mí la mejor sin duda.

    Gran reportaje Sergio, un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Un buen abandono, un poco de maquinaria y la tecnica del señor SergioT... me quito el sombrero oiga. Muy, muy bueno.

    ResponderEliminar
  4. Gracias a todos de nuevo, como tú bien dices Nacho, aunque exento de objetos curiosos, tenía una luz fantástica y los ventanales daban juego. En cuanto a la foto del agujero, me habría gustado tener algún objeto de referencia y no tenía claro que se identificase... veo que me equivoqué, lo has pillado a la primera.

    Gracias!

    ResponderEliminar
  5. Genial, de veras. Me encanta pararme en cada foto para descubrir hasta el más mínimo detalle, ya que en cada una abres un pequeño mundo lleno de gratas sorpresas.
    Por cierto, me ha parecido muy curiosa la distribución de las escaleras... tampoco parecen iguales, tal vez fueron construidas en distintas etapas y se aprovechó el espacio que había en ese momento... De todas formas, también me inclino por esa foto.

    Saludos!!!

    Sansan

    ResponderEliminar
  6. Juan González26/1/11 17:03

    Excelentes espacios abiertos y viejas barricas de roble abandonadas. Signos de gran bonanza en el pasado y que han servido para dejar huella en el siglo XXI. Buen trabajo Sergio.

    ResponderEliminar
  7. Espectaculares fotos Sergio. Has sabido sacar el máximo provecho a toda la luz del lugar. Enhorabuena!
    Saludos

    ResponderEliminar
  8. le sacaste muy bien el jugo a jeremias,te quedaron muy chulas

    ResponderEliminar
  9. Gracias a los dos.

    Ardilla, era un tipo de abandono que me llamaba mucho la atención y me gustó un montón.

    Gracias fiera!

    ResponderEliminar